català | castellano | english home   sitemap   contacte  
home www.uab.es home

Seminari d'Història de la Ciència
Cicle CINEMA i CIÈNCIA

Geología y Paleontología españolas, del museo a la pantalla.
Un tema inédito en el cine español de la primera mitad del siglo XX

cehic 19/04/2012

Col·loquis SCHCT 2011-2012
Cicle Cine i Ciència
(Coordinat per Carlos Tabernero Holgado)

Geología y Paleontología españolas, del museo a la pantalla.
Un tema inédito en el cine español de la primera mitad del siglo XX

Carlos Acosta
Centre d’Història de la Ciència (CEHIC) – Universidad Autònoma de Barcelona

Dimecres, 25 d’abril, a les 7 pm
Sala Pi i Sunyer de l’Institut d’Estudis Catalans - Carrer del Carme 47, Barcelona

Fue en la década de 1970 cuando el documental científico, especialmente el documental sobre naturaleza, cobró fuerza en España a partir de los programas televisivos de Félix Rodríguez de la Fuente, cuyo primer programa en serie “Planeta Tierra” comenzó a visionarse en octubre de 1970. Sin embargo, la intención por divulgar la ciencia a través del cine o la televisión ya venía de antes. En 1951, el Paleontólogo Dr. Miquel Crusafont i Pairó, propuso y colaboró como guionista científico en un proyecto cinematográfico que dio como resultado el documental Historia de un Mundo Perdido (1951), casi homónimo de las adaptaciones al cine y la televisión de la novela “El mundo perdido”, del autor británico Arthur Conan Doyle, aunque una y otra obra no tienen mucho que ver.
El documental de Crusafont se ciñe estrictamente a la historia geológica y paleontológica de la península Ibérica, especialmente de Cataluña (el Vallès-Penedès), basado en la riqueza de la sección de Paleontología del Museo de Sabadell  (creada en 1931 y que se integraría al Instituto “Lucas Mallada” de Investigaciones Geológicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el mismo 1951) y en las investigaciones llevadas a cabo por Crusafont y sus colegas en el Museo (Joan André, Josep Villalta y Jaume Truyols).
Crusafont fue un verdadero relacionista público de la ciencia y de su trabajo, y este documental también es prueba de ello, más allá de su afán divulgativo. Si bien no se puede considerar una obra de éxito, aunque ganó el segundo premio de cortometraje de los Premios Nacionales de Cinematografía en 1953, seguramente si es uno de los primeros intentos por poner la ciencia española en el celuloide, un esfuerzo casi personal de sus autores y productores, y algunos mecenas, pero sobre todo un auténtico producto de marketing con sello Crusafont.jjjjj




bottom