català | castellano | english home   sitemap   contacte  
home www.uab.es home

Tesi doctoral del Programa de Doctorat en Història de la Ciència (UAB-UB) - Juan Aguas Ortiz

Medicalización y política internacional en el Ecuador del siglo XX: El Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical "Leopoldo Izquieta Pérez"
cehic 08/02/2016

La Comisin Rockefeller en Ecuador, 1918
La Comisión Rockefeller en Ecuador, 1918

9 de febrer de 2016, 12.00 h

Aula M4-001, Facultat de Medicina, UAB

Autor: Juan Aguas Ortiz

Directors: Carlos Tabernero / Jorge Molero

Tribunal: Isabel Jiménez (Universidad de Málaga), Juan Antonio Rodríguez (Universidad de Salamanca), José Manuel Gutiérrez (UAB)

En el siglo pasado, la familia Rockefeller influyó en el mundo entero a través de setenta y cinco diferentes instituciones en campos tales como el arte y su preservación (patrimonio cultural), el desarrollo económico, la medicina, la salud pública, la educación, las relaciones internacionales, los parques naturales y el medio ambiente (patrimonio natural), la religión, el bienestar social y la filantropía. En 1913, después la desintegración de la Standard Oil Company, John Davison Rockefeller Sr., John Davison Rockefeller Jr. y Frederick T. Gates crearon la Fundación Rockefeller. El propósito de la Fundación fue, desde el primer momento, financiar programas internacionales con la finalidad de aumentar la influencia de Estados Unidos en todo el mundo.

Uno de los organismos que ayudó a canalizar su actuación fue la International Health Division (1913-1951). Esta institución elaboró e implementó programas que se desarrollaron de acuerdo a intereses estratégicos de Estados Unidos en los campos de la medicina, la salud pública, la educación y la filantropía en todo el mundo. Estudios recientes han demostrado que los programas que desarrolló la Fundación Rockefeller determinaron la situación socio-económica de muchos países a lo largo del siglo XX. Estos estudios sugieren que la “ayuda” de la Fundación, a través de la International Health Division, sirvió para que países considerados desarrollados accedieran a una medicina científica de alto nivel, mientras que en los países considerados pobres y/o atrasados la Fundación Rockefeller financió la ejecución de campañas sanitarias y la creación de organismos sanitarios locales para mantener economías agrarias útiles, una fuerza de trabajo saludable y puertos de carga de materias primas libres de enfermedades. Esta “ayuda” a estos países habría creado estructuras sanitarias orientadas específicamente al incremento del volumen de la producción y con ello a la recuperación del capital invertido a corto, medio y largo plazo. Empero, ese tipo de “ayuda” no habría servido para impulsar un programa de desarrollo independiente, soberano y de largo alcance que, basado en la investigación y el control de enfermedades, permitiera a estos países dejar atrás la frontera del subdesarrollo.

En este contexto, el encuentro de la Fundación Rockefeller con el Estado ecuatoriano ocurrió entre 1916 y 1946. Durante ese periodo, en el marco de bien definidos intereses, la Fundación Rockefeller abordó la “erradicación” de la fiebre amarilla en el puerto de Guayaquil, que se convirtió en una prioridad de los Estados Unidos en relación a la expansión del comercio internacional; la creación de un laboratorio para la investigación y control de enfermedades infecciosas esencial para los intereses estratégicos de Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, fundamentalmente en relación con la monopolización de las exportaciones de materias primas ecuatorianas, estratégicas en la guerra; y la consolidación de ese mismo laboratorio en el contexto de la Guerra Fría, y de nuevo en relación con el abastecimiento fluido de materias primas estratégicas. La “ayuda” de la Fundación respondió también a los intereses de sus pares locales que, durante el período de entreguerras, se centraron en el aumento del rendimiento de la fuerza de trabajo y la expansión de mercados y áreas de producción. En conjunto, la “ayuda” de la Fundación Rockefeller actuó como una fuerza complementaria a las actividades de la Organización Panamericana de la Salud, el Institute of Inter-American Affairs, la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

A este respecto, esta memoria contribuye a la comprensión histórica de los procesos de reconceptualización de la investigación científica en salud pública que tuvieron lugar en Ecuador a través de la actividad de organismos de asistencia internacional norteamericanos entre 1895 y 1965. En concreto, a través del estudio de la fundación y el establecimiento de un laboratorio central como pieza clave del desarrollo de las políticas de salud pública, se aportan argumentos y herramientas para entender el diseño y desarrollo de estas políticas en Ecuador en relación con las transformaciones conceptuales y metodológicas en el campo de la biomedicina en ese periodo; comprender el papel combinado de la Fundación Rockefeller, el gobierno de los Estados Unidos, y las organizaciones de asistencia internacional en el desarrollo de estas políticas; e identificar y caracterizar las transformaciones de las estrategias coloniales en el continente americano en el siglo XX, su relación con el diseño y la gestión de políticas de salud pública a nivel internacional, y sus intersecciones con dinámicas de inclusión y exclusión social.


 




bottom